ras enviudar, Vincenzo debe hacerse cargo de sus tres hijos, todos ellos en una edad complicada. Matteo, Chiara y Andrea viven una vida plena, rodeados de lujos y comodidades, pero sin aspiraciones en la vida, sin responsabilidades: una vida sin principios. Pero todo cambia de un día para otro cuando la empresa de Vicenzo quiebra.