La película sigue a un grupo de élite de la DEA que se ocupa de los carteles de drogas más peligrosos del mundo. Como especialista en operaciones móviles complejas, el equipo realiza una incursión táctica en una casa de seguridad del cártel. Lo que parece ser un ataque habitual resulta ser una operación de robo elaborado, previamente planificado por el escuadrón de la DEA. Después de ocultar los millones de dólares en efectivo que han robado, el equipo cree que su secreto está a salvo, sin embargo, alguien conoce el plan y lo que es peor, está decidido a acabar con todo el grupo uno a uno.